células de carga
células de carga

Las células de carga son un sensor electrónico que convierte la fuerza aplicada sobre ella en una señal eléctrica medible. Aunque existen diferentes tipos de sensores, las células de carga son el sensor de fuerza más común del mercado.

El origen de las células de carga está en los descubrimientos que realizó el físico inglés Charles Wheatstone. Diseñó un circuito de puente que podía medir las resistencias eléctricas. El circuito de puente de Wheatstone es ideal para medir los cambios en la resistencia que se producen en mediadores de deformación.

La celda de carga de la célula es una estructura diseñada para soportar cargas de compresión, tensión y flexión, en cuyo interior se encuentra uno o varios sensores de deformación llamados  Strain Gauges que detectan los valores de deformación.

La celda de carga digital produce esta deformación mediante circuitos wheatstone, que actúan en las bases de la máquina o sistemas de pesaje para encontrar reacciones, una vez obtenida la resistencia se produce la transducción y se puede obtener el valor que la máquina resiste.

Disponemos de células de carga para cualquier aplicación en la industria como:

  • Plataformas monocélulas.
  • Plataformas de cuatro células.
  • Pesaje en tanques y silos.
  • Pesaje dinámico.
  • Básculas puente.
  • Alta protección en ambientes de alta temperatura (industria del metal).

¿Para qué sirven las células de carga?

Quizá te preguntes para qué sirven las célula carga. Pues bien, estas se utilizan para medir el peso y están presentes en muchos aparatos que utilizamos cotidianamente. Pero son las grandes desconocidas, ya que forman parte de otras máquinas como puede ser el caso de las básculas.

Una célula de carga consiste en un elemento de muelle sobre el cual se instalan galgas extensométricas que están hechas de acero o aluminio. Es un elemento resistente, pero muestra una mínima elasticidad. El muelle de acero se deforma ligeramente en presencia  de una carga y vuelve a su posicionamiento cuando la carga desaparece.

Contrata nuestras células de carga

También surge la pregunta ¿qué es un galga extensométrica? Son conductores eléctricos firmemente unidos a una película siguiendo un patrón sinuoso. Cuando se tira de la película, junto a los conductores, se alarga. Cuando la película se comprime, se acorta.

Esas deformaciones producen variaciones en la resistencia de los conductores eléctricos. Dichas variaciones  permiten calcular la deformación, puesto que la resistencia aumenta de forma proporcional a la elongación y disminuye con la contracción.

Las células de carga son las grandes desconocidas dentro del mundo de las básculas, ya que no están a la vista de todos. Forman parte de la mecánica interna de la báscula, por ello desconocemos su funcionamiento. Su aplicación más común son las básculas, pero existen otras funciones. Por ejemplo, se suelen utilizar en las plantas embotelladoras o en las máquinas de llenado.

Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 96 164 31 80 o escríbenos un email a basculas@puchadesgimeno.com. Nuestro equipo con más de 35 años de experiencia estará encantado de atenderte y resolver todas tus dudas.

MODELODIMENSIONES
CAPACIDADFRACCIÓN
PGB064-11.200*1.200 mm1.500 Kg500 Gr
PGB064-21.200*1.200 mm3.000 Kg1.000 Gr
PGB064-31.500*1.200 mm1.500 Kg500 Gr
PGB064-41.500*1.200 mm3.000 Kg1.000 Gr
PGB064-51.500*1.500 mm1.500 Kg500 Gr
PGB064-61.500*1.500 mm3.000 Kg1.000 Gr
PGB064-71.500*1.500 mm1.500 Kg500 Gr
PGB064-81.500*1.500 mm3.000 Kg1.000 Gr